Monthly Archive julio 2018

Francisco Sierra, elegido miembro del Comité de Expertos para la reforma de RTVE

El Catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla, Francisco Sierra (www.franciscosierracaballero.net), ha sido elegido como miembro del Comité de Expertos que evaluará a los candidatos que se presenten al concurso público para constituir el Consejo de Administración de RTVE.

El Dr. Francisco Sierra, Presidente de la principal asociación científica internacional en Economía y Políticas de Comunicación (ULEPICC), ha sido nombrado miembro  del Comité de Expertos, conformado por "personas de reconocida competencia profesional, docente o investigadora en el ámbito de la comunicación".

El pasado viernes, la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE aprobó la lista de los 17 nombres de expertos ratificados el miércoles por dicha Mesa y propuestos el 24 de julio por los grupos parlamentarios. Así, el Comité de Expertos ha quedado finalmente conformado la tarde del 30 julio. En la proposición efectuada por Unidos Podemos, aparecía el nombre del Dr. Francisco Sierra, quien lideró el primer Foro Andaluz de Comunicación y Ciudadanía con COMPOLITICAS y ha sido miembro del Consejo Asesor de la RTVE en Andalucía; además de experto en políticas de comunicación, ciudadanía y nuevas tecnologías de la Comisión Europea.

Los miembros del Comité de Expertos, entre los que se encuentra el ex Decano de la Facultad de Comunicación de la Hispalense y actual Director del Departamento de Periodismo I, Francisco Sierra, a propuesta del grupo parlamentario de Unidos Podemos son: Andrés Martín Velasco, Manuel Diego Carcedo, Enrique Bustamante Rodríguez, Isabel Fernández Alonso, Enric Marín Otto, Estefanía Jiménez Iglesias, Antonio Folguera Amorós, José María Noguerol Fernández, Isabel Tajahuerce Ángel, Josep Lluis Micó Sanz, Carmen Caffarel Serra, Francisco Sierra Caballero, Sandra Fernández Hernández, Mauricio Fernández Martín, María José Bernal Moreno, Jesús María Mellado Morales y Juan Roldán Corres.

Las Cámaras han habilitado en agosto la actividad de la Mesa y de la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE con el fin de que se avance en el concurso público.

FRANCISCO SIERRA CABALLERO es Catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla e Investigador del Instituto Universitario de Estudios sobre América Latina (IEAL). Fundador de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AEIC), en la actualidad es Presidente de la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura (www.ulepicc.org) y  de la Asamblea de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación (CONFIBERCOM).  Impulsor del primer Foro Andaluz de Comunicación y Ciudadanía con COMPOLITICAS, ha sido miembro del Consejo Asesor de la RTVE en Andalucía; además de experto en políticas de comunicación, ciudadanía y nuevas tecnologías de la Comisión Europea. Ex Director General de CIESPAL, organismo internacional de UNESCO especializado en Comunicación para el Desarrollo para América Latina, ha dirigido proyectos de innovación tecnológica y estudios avanzados en comunicación, ciencia y tecnología. En la actualidad, es Director del Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (SEJ-456) y dirige el Departamento de Periodismo I de la Universidad de Sevilla donde ha sido Decano de la Facultad de Comunicación (2005-2010) liderando equipos internacionales como el actual I+D (www.cibermov.net) . 

Más información: www.franciscosierracaballero.net 

Fuente: EFE; Francisco Sierra Caballero.

‘Democracia Digital’ amplía la llamada a capítulos hasta el 30 de septiembre

Se amplía el plazo de recepción de capítulos del libro "Democracia Digital. De las tecnologías de representación a la expresión ciudadana" hasta el 30 de septiembre . La obra, coordinada por Francisco SIERRA CABALLERO y José CANDÓN MENA, se publicará en Comunicación Social Ediciones y Publicaciones.

Esta publicación forma parte de los productos del Proyecto de I+D "Ciberactivismo, Ciudadanía Digital y Nuevos Movimientos Urbanos" (CiberMov),  coordinado por el Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (COMPOLITICAS) de la Universidad de Sevilla y financiado por el Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Técnica de Excelencia, Subprograma Estatal de Generación de Conocimiento del Ministerio de Economía y Competitividad (Ref: CSO2016-78386-P). Asimismo, el proyecto está cofinanciado por fondos FEDER.

El libro será coordinado por el IP del Proyecto CiberMov, Francisco SIERRA CABALLERO, Catedrático de Teoría de la Comunicación y profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla y Director del Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (COMPOLITICAS), y por José CANDÓN MENA, Doctor en Ciencias de la Comunicación y Sociología, Profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla e Investigador de COMPOLITICAS.

 

Libro: “Democracia Digital. De las tecnologías de representación a la expresión ciudadana”

Las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) están afectando ya a todos los ámbitos de la economía, la sociedad, la educación, la cultura, las relaciones presonales, la comunicación, la política, etc. En el ámbito político se ha subrayado tanto la estrecha relación de los nuevos movimientos sociales con las TIC (ciberactivismo, clickactivismo, hacktivismo...) como la relación y posibles influencias de las nuevas tecnologías en la democracia. Abunda el debate social y académico en torno a conceptos como democracia digital, voto electrónico, democracia 4.0, democracia líquida, wikidemocracia, wikigobierno, open data, etc. De distinta forma, todos estos términos vienen a definir de alguna manera las posibilidades abiertas por el uso de las NTIC para la mejora del funcionamiento de la democracia, pero también los posibles riesgos que, en forma de control, vigilancia, manipulación o brecha digital, pueden afectar negativamente al funcionamiento democrático.

Además, la irrupción masiva de las TIC coincide en el tiempo con una profunda crisis de legitimidad de los sistemas democráticos. Décadas de globalización y neoliberalismo han provocado la ruptura de importantes equilibrios y consensos sociales, dando lugar a una profunda desafección ciudadana, que se manifiesta tanto en un repliegue autoritario como en reivindicaciones de profundización y “radicalización” de la democracia (Calle), algunas de las cuales han visto en las TIC un revulsivo para solventar las limitaciones de la democracia liberal y representativa.

La influencia de la tecnología y particularmente de las tecnologías comunicativas en los sistemas políticos es un hecho evidente. No obstante, cualquier debate sobre la relación de las NTIC con la política y la democracia debería huir tanto de las exageraciones utópicas o distópicas como del determinismo tecnológico. Abordar la relación de las NTIC con la democracia exige tener en cuenta tanto los aspectos tecnológicos, que potencian y/o debilitan diversas formas de acción colectiva, como el carácter eminentemente social y político que determina tanto a la propia tecnología y sus usos sociales como al propio concepto de democracia.

La democracia, lejos de ser un mero procedimiento instrumental, es en sí misma un concepto político abierto a diversas interpretaciones. Por tanto, cualquier uso democrático de las NTIC se relaciona de forma intrínseca con diversas nociones de democracia. En esta línea se han propuesto diversas tipologías de democracia digital; teledemocracia, ciberdemocracia y democracia electrónica (Hagen, 2000); democracia legalista, competitiva, plebiscitaria, pluralista, participativa o libertaria (Van Dijk, 2000); democracia de consumidores, democracia elitista o neocorporativista, democracia neorepublicana y ciberdemocracia (Bellany , 2000; Hoff, Horrocks y Tops, 2000).

Partimos por tanto de una premisa fundamental; antes de valorar el uso y la aplicación concreta de la tecnología es necesario definir el propio concepto de democracia. El debate no puede ser por tanto puramente técnico, sino que debe pronunciarse sobre distintas nociones o modelos de democracia desde el punto de vista político o ideológico. La tecnología es versátil y puede servir a distintos fines, por lo que habrá que valorar la utilidad o los riesgos de las NTIC respecto a modelos concretos de democracia, como medio para facilitar y obstaculizar funciones concretas (por ejemplo para el debate, la transparencia, el voto, etc.) y no respecto a una idea vaga de democracia que puede materializarse de múltiples formas, desde las más formalistas a las más sustantivas.

A partir de esta premisa, el presente volumen tiene el propósito de presentar una reflexión crítica sobre los diferentes escenarios abiertos por las NTIC tanto en torno a la propia idea de democracia como a su materialización práctica. Por ello invitamos a académicos, investigadores, profesionales y activistas sociales a contribuir desde el análisis teórico o de experiencias concretas sobre los siguientes ejes temáticos tratados en el volumen:

  1. Las oportunidades y riesgos para la democracia abiertos por las NTIC, contemplando su influencia positiva o negativa en torno a distintos aspectos como la re-configuración del debate público, las nuevas formas de representación y desrepresentación, la transparencia y el control del poder público así como los riesgos de la vigilancia, control y represión de la ciudadanía, la participación directa, las identidades colectivas o aspectos ideológicos y culturales ligados a la noción política de la democracia, etc.
  2. La exposición y valoración crítica de experiencias y prácticas de aplicación de las NTIC en procesos de toma de decisiones democráticas, llevadas a cabo en los últimos años por organismos internacionales, gobiernos nacionales o locales, organizaciones cívicas y políticas, etc., que puedan ilustrar el estado actual de la cuestión, su evolución y posibles desarrollos prácticos futuros.
  3. El uso activista de las NTIC en los movimientos sociales, tanto en sus formas internas de organización y participación democrática como en la configuración de sus reclamaciones y propuestas en torno a la democratización, dado el importante papel de los movimientos como síntomas e indicadores de calidad democrática (Tilly, 2007) así como su protagonismo como agentes activos de los procesos de democratización (Della Porta y Diani 2006; Ibarra et. al., 2002; Tarrow, 1994; Giugni et. al., 1998; Markov, 1996; Giner, 2008).

El libro será objeto de publicación en la editorial Comunicación Social Ediciones y Publicaciones, dándose preferencia a propuestas que se desarrollan desde un estudio(s) de caso, aunque son bienvenidas aportaciones metodológicas y teóricas siempre que tengan un respaldo empírico.


INFORMACIÓN Y NORMAS PARA LOS AUTORES